Roñoquero y Mamblea: los embusteros originales


Nombrar a este par es asociarlos automáticamente con el embuste (la mentira), el ocio y Maracaibo. Primero ¿Quiénes fueron Roñoquero y Mamblea? Estos señores alarmaban a los ya agitados maracaiberos con sus fantásticas historias. Según cuentan las viejas lenguas, lo hacían no para ganar dinero, sino para obtener a cambio cerveza. 

Aún cuando pertenecen al imaginario popular maracaibero, este par les pasó como al General de la obra de García Márquez: no tuvieron a nadie que escribiera sobre ellos. Aún así, son recordados al momento de recitar algún insulto que busca comparar con alguna mentira o exageración (“estáis peor que Roñoquero y Mamblea de mentiroso”)



Una vez los llevaron a Ondas del Lago, emisora de radio pionera en sus tiempos para una competencia de mentiras. Roñoquero contó que se había lanzado de un avión a 3000 metros de altura.

Lo hizo sin paracaídas. Y cayó en el lago, sobre un cocodrilo al que mató con el golpazo, y luego salió nadando hasta la orilla... ¡Fresquecito! Cuando le tocó a Mamblea éste habló de una tarde en que estaba en África, de cacería, con una escopeta 16 que tenía una sola bala rasa. Allí mismo vio a un tigre gigantesco que junto a un león tenían todo listo para "comérselo". Mamblea relató que se fue colocando, moviéndose horizontalmente, de manera de ubicar uno tras otro, en fila, y allí no más les disparó traspasando los dos cuerpos.

Todo el mundo habló de la exageración y parece que allí estaba también, de asistente a la radio, el tipo aquel. Cuando le preguntaron qué opinaba de las dos historias relatadas tuvo una gran salida y se ganó el premio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tus comentarios